fbpx

Las pezuñas de tu perro están hechas para caminar, pero ¿sabías que también están hechas para proteger? Las amohadillas proporcionan una amortiguación adicional para ayudar a proteger los huesos y las articulaciones de los golpes, proporcionan aislamiento contra el clima extremo, ayudan a caminar sobre terreno irregular y a proteger el tejido profundo de la pata.

Te ofrecemos 10 consejos para que las mantengas en perfectas condiciones:

  1. Hacerle la pedicura : las uñas del perro apenas deben tocar el suelo cuando camina . Si las uñas hacen clic o se quedan enganchadas en el suelo, es el momento de una pedicura. Si no lo has hecho nunca, o no estás seguro, pregunta al veterinario cómo hacerlo correctamente.
  2. Peinar y recortar el pelo de las patas, sobre todo entre los dedos y las almohadillas.
  3. Limpiar bien las almohadillas, pues pueden quedar algunas piedritas o cristalitos clavados. Si es necesario, utiliza unas pinzas.
  4. Hidratar las almohadillas con una crema específica para que no se le agrieten. Pide consejo al veterinario y no utilices una crema de manos normal, porque podría debilitar su piel y provocar lesiones.
  5. Dale de vez en cuando un suave masaje (sobre todo entre los dedos) para mejorar su circulación, ¡además les encanta!
  6. Si vas a empezar a hacer ejercicio con tu perro, empieza de forma progresiva y moderada, porque sus patas no están acostumbradas y pueden estropearse si empiezas a llevarle a hacer carreras y largas caminatas.
  7. Primeros auxilios: si tiene algún pequeño corte o erosión, puedes limpiarlas tú mismo con un jabón antibacteriano y un vendaje ligero, pero si es algo más profundo, lo mejor es que le lleves al veterinario.
  8. Llagas veraniegas: cuando el asfalto o la arena están muy caliente, tu perro puede llegar a tener ampollas y quemaduras. Actúa como hemos explicado en el punto anterior: si tiene la suficiente gravedad, lo mejor es llevarlo al veterinario.
  9. Daños invernales: ojo con el hielo, la nieve y los productos anticongelantes (como la sal que echan en las carreteras). Si lo consideras necesario, puedes ponerle unos botines.
  10. Por último, algo de sentido común: ¡no lleves de paseo a tu perro por zonas por las que tú no andarías descalzo!

Chat
1
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?