fbpx

Las alergias son reacciones del organismo ante un tipo de sustancias que el sistema inmunitario interpreta como nocivas. Este tipo de reacciones pueden ser provocadas por numerosos agentes diferentes: alimenticios, ambientales, medicamentos…

En el post de hoy, nos centraremos en aquellas relacionadas con la llegada de la primavera. En esta estación del año las alergias se disparan por la situación ambiental como son la subida de las temperaturas o la floración de las plantas.

Una de las alergias más comunes que sufren nuestras mascotas es la que generan los ácaros de polvo pero hay muchas otras como pueden ser las relacionadas con el polen o con la picadura de pulgas o de avispas.

 

Manifestación de una alergia

 

La manera en como se puede manifestar una alergia puede variar afectando a la piel, a las mucosas o al sistema respiratorio. Entre los síntomas más habituales están picor, urticaria, hinchazón, ronchas en la piel, lagrimeo, enrojecimiento de los ojos o congestión nasal, y conforme se agrava más la situación puede aparecer la tos, dificultades para respirar, vómitos o diarreas.

 

Cómo actuar ante una alergia 

 

Es importante saber diferenciar si nuestro peludo sufre una alergia leve o una grave ya que hay que actuar de diferentes formas; en caso de una alergia leve es posible que evitando el contacto con el alérgeno o utilizando productos específicos, solucionemos el problema. En cambio, si se trata de una alergia grave, como puede ser aquella relacionada con el polen o los ácaros, es necesario tomar medidas más específicas ya que son alérgenos muy comunes que están continuamente en el ambiente. 

En caso de que tengas la sospecha o confirmación de que tu mascota sufre algún tipo de reacción alérgica, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario o a un servicio de urgencias veterinarias lo más pronto posible para que puedan hacer una exploración completa del animal, tratarlo de inmediato y llevar un posterior seguimiento de su evolución.

Es muy importante actuar con rapidez porque la vida de nuestro animal puede estar en peligro. Una vez el animal esté recuperado es importante localizar la alergia para poder evitarla y saber actuar en caso de que vuelva a suceder. Dependiendo de la alergia tu mascota puede necesitar medicación o incluso permanecer en observación por unas horas.

 

Algunos consejos para minimizar y controlar los efectos de las alergias

 

A parte de lo mencionado anteriormente con respecto al veterinario, os dejamos algunos consejos que pueden ayudar a minimizar los efectos de las alergias

  • Collares, pipetas u otros productos antiparasitarios: resulta fundamental proteger a nuestros animales frente a las picaduras de pulgas, garrapatas y otros insectos que pueden provocar alergia
  • Limpieza profunda: es importante limpiarlos bien después de ir a pasear o si salen al exterior. Lavar bien las patas, entre las almohadillas, las orejas, los ojos…por si existiera algún resto de polen o algún parásito.
  • Baños con productos específicos: realizar baños más habituales y utilizar productos dermatológicos puede ser una forma muy eficaz de evitar las reacciones alérgicas.

 

En conclusión, es muy importante estar alerta durante esta estación para prevenir posibles alergias y ¡proteger a nuestros peludos!

WhatsApp
¿Necesitas ayuda?