fbpx

Durante la gestación y la lactancia recomendamos la alimentación con Lenda Starter & Pregnant ya que proporcionará a tu perra todas las calorías, vitaminas y minerales que necesita durante este tiempo en el que tantas demandas adicionales se presentan en su cuerpo. Lenda Starter & Pregnant es una dieta de con calorías concentradas que se digiere fácilmente y es la alimentación ideal para responder a las necesidades nutricionales de la perra durante su gestación.

 

Contiene carnes de alta calidad y aceite como fuente de energía principal. El aceite de aves de corral o de pato, como es el caso, son las fuente de grasa de calidad más alta que un perro puede consumir, con mejor digestibilidad y más altos niveles de ácidos grasos esenciales, en comparación con otras grasas de origen animal y con y aceites vegetales.

El ingrediente principal en Lenda son las carnes deshidratadas de pollo y pato (ahora denominadas proteínas deshidratadas) de grado humano (esto quiere decir que es el mismo que se vende para consumo humano, es decir, con los mismos controles de calidad), que junto con el pescado y el huevo, son las principales fuentes de proteínas disponibles para los perros ya que son las que mejor digieren, absorben y utilizan.

Con esta alimentación no se precisan suplementos de ningún tipo.  Añadir extras sólo trastocaría el equilibrio que nuestros nutricionistas han formulado para las perras en esta situación.

Alimentación durante la gestación

Hay muy poco crecimiento del feto durante las primeras 4-5 semanas de gestación y por lo tanto te sugerimos que mantengas a tu perra con la misma cantidad de comida diaria, pero dividiéndolo en porciones más pequeñas y repartiendo su alimentación en tres veces al día.

En la sexta semana de gestación, debes comenzar a aumentar gradualmente su consumo de alimentos, hasta que en el momento del parto la perra estará consumiendo de un 40 a un 60% más de lo normal. Muchas perras pierden el apetito 2-3 días antes del parto pero no hay que darle más importancia porque es bastante normal.

Alimentación durante la lactancia

Después del parto, el apetito de la perra se incrementará mucho y verás que hace pequeñas comidas pero muy frecuentes. Las cantidades que proponemos sirven de guía, pero los requisitos de cada perra pueden variar enormemente. Se puede regular la ingesta si la perra está cogiendo demasiado peso o por el contrario está adelgazando demasiado.

En términos generales, se suele recomendar aumentar la ingesta normal en un 130 o 140% en la primera semana, llegando a 180% en la segunda semana y hasta un 250 o 300% en la tercera semana de la lactancia. Obviamente, el tamaño de la camada afectará a la cantidad de alimento que la perra necesita y esto debe ser tenido en cuenta.

Cada criador, según la raza, propone horarios de destete variables, sin embargo, si la camada es inusualmente grande es posible que desee comenzar el destete un poco antes de lo normal. La mayoría de los criadores destetan gradualmente durante un período de dos a tres semanas, comenzando cuando los cachorros tienen unas 3 semanas de edad y durante este tiempo, la ingesta de alimentos de la perra debe reducirse gradualmente. Esto significa que en el momento en que los cachorros están completamente destetados, la perra vuelve a su cantidad diaria normal.

En este momento es importante recordar que los cachorros y perros adultos no necesitan leche en sus dietas. De hecho pierden la capacidad de digerir el azúcar de la leche, (la lactosa) poco después del destete y su consumo podría llevar a problemas como la diarrea. Sin embargo, es importante proporcionar un suministro abundante de agua dulce potable.

Por último, recordamos que los alimentos Lenda para mascotas no contienen colorantes artificiales, saborizantes y conservantes. Y ninguno de nuestros ingredientes son modificados genéticamente.

 

Chat
1
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?