fbpx

¡Ya tenemos el verano y las vacaciones a la vuelta de la esquina! Con su playa, su piscina, las terracitas… ¡diversión para todos! ¿para todos? ¿para tu perro también?

El verano es una estación que puede ser muy desagradable para algunos animales, especialmente para los perros que viven o pasan sus vacaciones en zonas especialmente calurosas. Los veterinarios suelen encontrarse estos meses con casos de ataques al corazón producidos por el calor, quemaduras solares (sí, los perros también se pueden quemar), y deshidrataciones. ¿Cómo evitar estos problemas y conseguir que tu perro disfrute estos meses tanto como tú?

¡Te damos algunos consejos para que tu perro pase un buen verano!

  1. Recuerda tener agua disponible a su alrededor. Si es necesario, coloca varios cuencos de agua en diferentes puntos de la casa, y busca los lugares más frescos y sombreados para hacerlo. A veces, en verano lo ponemos en el mismo lugar en el que lo ponemos todo el año, sin darnos cuenta de que a determinadas horas está al sol, y puede ser que la superficie se recaliente. ¡Y cambia el agua de forma frecuente para que esté fresquita! Puedes añadir unos cubitos de hielo de vez en cuando si es necesario.
  2. Cuando hablamos de agua disponible, también nos referimos a cuando estáis fuera de casa, por ejemplo en la playa, el campo, o cualquier otro lado. Recuerda llevar una botella y un recipiente donde tu perro pueda beber.
  3. ¡Recuerda que tu perro no lleva sandalias, y puede quemarse las almohadillas! Evita llevarlo a la playa a horas de máximo sol si la arena quema mucho, de paseo por el asfalto recalentado al sol, o dejarlo en la terraza si el suelo coge mucha temperatura.
  4. Los perros mayores son especialmente sensibles al calor, así que tendrás que estar un poco más pendiente, asegurándote de que permanece en sitios frescos. Si notas que tiene problemas respiratorios, no dudes en acudir al veterinario.
  5. Una buena idea para mantener a tu perro fresquito en la terraza es hacerse con una piscina de plástico para niños. Cinco o diez centímetros de agua es suficiente si no tienes mucho espacio o no quieres que te deje perdido. Le asegurarás diversión y buena temperatura.
  6. Aprovecha la primera hora de la mañana o la última de la tarde para sacar a tu perro a dar un buen paseo, es mejor evitar las horas centrales del día. ¡Tu perro te lo agradecerá!
  7. Si estás en una zona muy calurosa y tu perro tiene el pelo largo, considera la posibilidad de darle un buen corte de pelo. Consúltalo con el veterinario.
WhatsApp
¿Necesitas ayuda?