fbpx

El verano es una época de relajación en la que podemos disfrutar mucho con nuestro perro. Sin embargo, las altas temperaturas tienen riesgos con consecuencias en ocasiones muy serias. Para evitarlo queremos ofrecerte cinco consejos básicos que te ayudarán a cuidar de tu perro en verano:

1-Nunca lo dejes solo en el coche

Ni siquiera con la ventanilla bajada. Parece obvio pero cada año mueren demasiados perros encerrados en el interior de un vehículo porque sus dueños los habían dejados solos un momento.  Incluso con las ventanillas abiertas parcialmente, la temperatura aumenta rápidamente y puede generar golpes de calor intensos. Evita dejarlo solo pero si es estrictamente necesario no te olvides de encender el aire acondicionado.

2- Toma medidas contra mosquitos, pulgas y garrapatas

En verano es fácil que tu mascota sea presa de alguno de estos insectos. La prevención es el mejor remedio.  Primero, proporcionándole una alimentación de calidad que reforzará su sistema inmunológico. Segundo, utilizando collares, champús y geles antiparasitarios que se combinarán con una higiene frecuente.

3-Vacúnalo contra la leptospirosis

La leptospirosis es una afección grave que puede desembocar en problemas crónicos e incluso en muerte. Antes de vacunar a tu perro contra esta afección consúltalo con tu veterinario debido a las reacciones adversas que puede generar. Suele ser habitual contraer esta enfermedad en aguas estancadas o por ingerir carnes en mal estado –situaciones más proclives a suceder en verano- aunque también por mordeduras. Si notas que tu perro sufre temblores, vómitos, dolores musculares o bebe más agua de lo normal acude a tu servicio de urgencia.

4-Evita los paseos en las horas más calurosas del día

No solo para prevenir golpes de calor sino para evitar quemaduras en las patas de tu perro. El calor acumulado en el asfalto que puede producir estas abrasiones por lo que es recomendable pasear a tu mascota a primera hora de la mañana y por la noche. Si es imprescindible sacar a tu perro cuando la temperatura es muy elevada, cómprale unos botines para evitar quemaduras.

5- Congela las latas de comida de tu perro

Congelar las latas de comida de tu perro es una idea muy práctica si sales de viaje o de excursión en verano. Por una parte, facilita la degustación de la comida a una temperatura más fresca, algo que agradecerá tu mascota. Por otra, aumentará el nivel de agua del alimento que, en condiciones de calor extremo, contribuirá a evitar la deshidratación de tu perro. Por supuesto, esto no exime de hidratarlo proporcionándole agua con frecuencia.

Esperamos que estos consejos básicos te sirvan de ayuda y si quieres aportar alguna idea más, no dudes en comentarlo.

Chat
1
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?