fbpx

Los gatos tienen más recursos para vencer al calor que otros animales como los perros, gracias a diversas glándulas sudoríparas repartidas por su cuerpo, además, también usan los lamidos para refrescarse. Sin embargo, los gatos también pueden sufrir en verano, y en Lenda recomendamos tener especial cuidado en los meses cálidos, por eso te desgranamos una serie de consejos para que tus gatos no sufran tanto calor en los meses de verano.

1. Cortar el pelo:

Hacer sesión de peluquería parece la opción ideal para preparar a nuestro gato para el verano, sin embargo, debemos ser cautos, ya que no es aconsejable en todos los casos. Sólo debería cortarse el pelo de los gatos con grandes pelajes, y deberemos pasar la tijera sólo en zonas estratégicas como la barriga, el cuello o las axilas, de forma que les ayudemos a traspirar. El pelo les protege del sol y del calor, por lo que no es conveniente pasarnos recortando.

 

2. Peinarles frecuentemente:

Además de ser uno de los mimos preferidos por muchos gatos, el cepillado es un remedio recurrente frente al calor. En los meses cálidos, los mininos tienden a soltar más pelo, y peinarles les ayuda en ese proceso, evitaremos también la formación de nudos que puedan obstruir la transpiración.

 

3. Toallas húmedas:

Si notas que tu gato se muestra incómodo con el calor, una buen consejo es aplicar una toalla desde la cabeza hasta el dorso. De esta forma, crearemos un efecto muy parecido al sudor, que nuestra mascota agradecerá mucho. Si tu gato es tolerante con los baños, meterle las patitas en agua fría puede ser otra de las claves para luchar contra el termómetro.

 

4. Hidratación:

Como nos sucede a los humanos, los gatos necesitan beber más durante estos meses. Para favorecer que se acerquen al cuenco del agua, podremos hacerlo mas apetecible enfriándolo con cubitos de hielo. A la hora de la comida, aportaremos un extra de hidratación con las fórmulas en lata de Lenda, que, además, les aportan múltiples beneficios para su salud.

 

5. Crema de sol:

Aunque no se suela hablar de ello, los rayos solares pueden causar múltiples molestias a nuestras mascotas, llegando incluso a crearles quemaduras graves. Aplicar pequeñas cantidades de crema solar es especialmente recomendable en gatos de pelajes cortos o sin pelo. Pese a que se puede utilizar la loción del resto de la familia, se debe consultar con el veterinario antes de aplicar cualquier producto a nuestro gato.

 

6. Ventilar:

Tu mascota te agradecerá enormemente tener la casa ventilada y que le habilites lugares fresquitos en los que pasar las largas horas de calor. A la hora de abrir las ventanas, en Lenda te recomendamos que tengas especial cuidado, ya que suelen ser uno de los elementos de la casa más peligrosos para los gatos. El mejor remedio para poder refrescar la casa sin correr riesgos es hacerse con algún protector de ventanas especialmente pensado para ellos.

 

El verano es una época en la que nuestros gatos pueden parecer especialmente cansados y con falta de apetito. Aunque, como hemos detallado en anteriores entradas del blog, este proceso no es en principio preocupante, no debemos de descuidar su alimentación estos meses. De nuevo, el mejor consejo es darle a tu gato comida húmeda de Lenda, esta puede ser una gran alternativa para aumentar el apetito de nuestros mininos y asegurarles una correcta hidratación. Apostando por una nutrición saludable y cuidando su entorno, el bienestar de nuestro mejor amigo felino estará asegurado marque lo que marque el termómetro.

Chat
1
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?