fbpx

Todos sabemos que la alimentación de nuestras mascotas es clave para su bienestar, pero, a veces, ya sea por desconocimiento o por mimar en exceso a nuestros mejores amigos, cometemos una serie de errores que pueden comprometer su salud. En Lenda somos expertos en nutrición, por eso te recomendamos saber cuáles son los errores más frecuentes en la alimentación de nuestras mascotas para saber cómo evitarlos:

Programar mal las comidas

Cada mascota tiene necesidades diferentes, pero, por lo general, la costumbre de dar solo una comida al día no es recomendable. La opción ideal es saber escuchar a nuestro mejor amigo y entender cuántas veces necesita comer y crearle un horario más o menos estable, previniendo problemas de obesidad y ansiedad. En la mayoría de los casos, dos o tres ingestas diarias serán suficientes, y al acabar de comer, debemos retirar las sobras para evitar que se llenen de bacterias, polvo o humedad.  

No cuidar las cantidades

Es importante que nos aprendamos bien cuál es la cantidad de comida que necesita nuestra mascota. Fíjate en nuestras tablas de alimentación por pesos para saber exactamente qué cantidad de comida se adapta al tamaño, edad y actividad de nuestro perro o gato.

Cambios bruscos de hábitos

Nuestras mascotas suelen sufrir los cambios bruscos en sus rutinas de comidas. Al igual que con los horarios, el tipo de alimentación debería ser estable y en caso de hacer algún cambio, es importante que los preparemos con tiempo. Un buen truco si necesitamos modificar rutinas de alimentación es mezclar la nueva opción con la habitual, aumentando la dosis progresivamente.

Descuidar la limpieza

El sistema digestivo de nuestras mascotas es muy delicado, por lo que debemos poner el máximo cuidado en que todo esté correcto a la hora de comer. Su cuenco debe limpiarse diariamente, y es preferible que elijamos un material que sea fácil de desinfectar, como es el caso del aluminio.  Además de la limpieza, es crucial asegurarnos de que la comida está en buen estado, dentro de su fecha preferente de consumo y guardada en un recipiente cerrado dentro de un lugar fresco y seco. 

Darles nuestra comida

Nuestros platos suelen despertar mucha curiosidad en nuestras mascotas, y a veces nos resulta difícil negarles un trocito de nuestra comida. Sin embargo, este hábito está más que desaconsejado, pues además de ser un factor de riesgo en el desarrollo de obesidad, nuestras sobras pueden contener trazas de alimentos peligrosos para ellos como las uvas, el chocolate o las nueces. Tampoco es recomendable dar huesos, pues pueden causar heridas o incluso atragantamientos.

La alimentación de Lenda tiene un alto valor nutricional y destaca por estar elaborada con ingredientes de altísima calidad. Sea un gato o un perro, y tenga la edad y condiciones físicas que tenga, en Lenda encontrarás la opción ideal para las necesidades de tu mascota.

 

WhatsApp
¿Necesitas ayuda?