fbpx

Es asombroso cómo algunos mitos sobre alimentación para mascotas están extendidos sin tener una base científica que los sostenga. Hoy recogemos cuatro de lo más populares sobre maíz, patata y grasa de pollo.

Mito 1: El maíz no es digerible y no es deseable como ingrediente para alimentación de mascotas

Realidad: Este mito ha surgido por comparar el maíz que se incluye dentro de los alimentos para perros con el maíz crudo.  Ciertamente, si se alimenta a un perro (o a un humano) con este último, la digestión será prácticamente nula y será totalmente identificable en las heces.

Sin embargo, el maíz que se utiliza en los productos de Lenda es digerible en más de un 90%. Esto se logra a la doble cocción y harinado antes de su incoporación a la receta y de que se cumplen las temperaturas de extrusión correctas durante la cocción.

El tamaño de las partículas y el calor afectan a la digestibilidad. El maíz se usa en algunas de las recetas Lenda como una fuente de energía. Esto es porque tiene un índice glucémico menor que el arroz.  Aunque no disponemos de un índice glucémico específicamente para los perros, las estimaciones se pueden basar en el que tenemos para los seres humanos.

Si se utilizara solo arroz, que tiene un IG mayor, la comida no sería tan eficaz a la hora de liberar energía de forma sostenida a lo largo del día. Por eso, si preparamos una comida que se va a suministrar una o dos veces al día, esta combinación de arroz, maíz y pulpa de remolacha es la que mejor ayuda a promover niveles de azúcar en sangre estables y evitar los picos y valles de glucosa.

Mito 2: El maíz es un alérgeno común en la dieta

Realidad: Las alergias al maíz de grano entero son raros. Los ingredientes que más habitualmente dan problemas son el gluten de trigo, la carne de vaca y los productos lácteos. Habitualmente se suele sospechar de toda clase de ingredientes como causantes de los síntomas de la alergia en perros, pero existen también las atopias (una respuesta inmune a los alérgenos ambientales que se inhalan tales como el polen de las gramíneas y los ácaros del polvo) y son mucho más comunes.  Los síntomas a menudo son idénticos, y la prueba de alergia a los alimentos no es 100% fiable.

A pesar de esto, es posible que un perro sea especialmente sensible a distintas proteínas como pueden ser la fracción proteica del maíz o la proteína del pollo, para estos perros sensibles Lenda produce tres recetas libres de maíz como son las recetas Nature Grain Free de Atún, Pavo y Sensitive. Nuestra gama húmeda también está cocinado sin grano.

Mito 3: Los perros no deben ser alimentados con alimentos que contienen patata, ya que causa artritis

Realidad: Existen pocas pruebas, algunas muy lejanas, sobre la relación la artritis y la nutrición, y hay muchas modas y falacias que han surgido de la nutrición humana que se han extendido al mundo del perro.

Parece probado que evitar ciertos alimentos, dentro de una dieta rigurosa y vigilada, puede ayudar a aliviar ciertos síntomas de algunas personas con artritis reumatoide. Esto ha dado lugar a suposiciones erróneas, como que los miembros de la familia de las solanáceas (por ejemplo, patatas y tomates) pueden empeorar los síntomas de la artritis, aunque no hay ninguna prueba de que esto suceda.

Hay algunos alimentos pro-inflamatorios que se sugiere evitar a las personas con enfermedades articulares, se trata básicamente de dietas altas en grasas y carnes procesadas. Esto se debe en parte a las grasas no saludables utilizadas en la preparación y procesamiento de estos alimentos, especialmente las grasas trans y grasas saturadas. Las carnes procesadas, tales como embutidos, hamburguesas preparadas y salchichas contienen productos químicos como los nitritos que se asocian con una mayor inflamación.

También se sugiere evitar los alimentos con alto contenido de azúcar.

El razonamiento detrás de esto es de sentido común, y tiene más que ver con el hecho de que el alto contenido en grasas, altos niveles de azúcar y en general, los alimentos procesados contribuyen a la obesidad, que con el hecho de que tienen propiedades nutricionales específicas que empeoren los problemas articulares.

Existen tres factores probados para ayudar nutricionalmente con la artritis, y son:

1) Mantener a tu perro en un peso saludable para disminuir la tensión en las articulaciones, así como el sistema circulatorio y otros órganos vitales.

2) La inclusión en la dieta de Omega 3, ácidos grasos esenciales que tienen un efecto antiinflamatorio suave sobre la osteoartritis.

3) La incorporación de glucosamina a la receta, que tiene un efecto similar.

Además, la patata es una fuente excelente de vitamina C, vitamina B6 y potasio.

Mito 4: Los alimentos para perros que contienen grasa dentro de los primeros cuatro ingredientes se deben evitar debido al riesgo de distensión abdominal

Realidad: Existen otros criterios más importantes que la posición de la grasa en una lista de ingredientes, por ejemplo la densidad de energía de la comida, la proporción de grasa en relación con los otros nutrientes, la cantidad de grasa ingerida en gramos por día y la calidad y digestibilidad de la fuente de grasa.

Un alimento que contiene un nivel decente de grasa de alta calidad siempre será mejor, ya que necesitará porciones de alimentación inferiores. Evitar las comidas abundantes puede ayudar a reducir la acumulación de gas y por lo tanto es una buena precaución al llevar a cabo las medidas posibles para evitar la hinchazón.

Mito 5: Mi perro no puede comer Lenda porque es alérgico al pollo y todos los productos contienen grasa de pollo

Realidad: Lenda utiliza grasa de pollo en todas las recetas ya que es de la más alta calidad y la fuente de grasa que mejor digieren los perros. Pero la grasa de pollo de Lenda no puede producir alergia ya que es filtrada y purificada hasta eliminar las moléculas de proteína, que son las que podrían causar alergia.

Las recetas que están libres de proteínas de pollo, y por tanto, pueden ser adecuados para alérgicos son: Lenda Nature Pavo, Lenda Nature Atún, Lenda Nature Sensitive y Lenda Nature Mobility

WhatsApp
¿Necesitas ayuda?