fbpx

Con el termómetro marcando por fin temperaturas veraniegas, hay muy pocos que se resistan a visitar alguna de las playas para perros que tenemos dentro del territorio español.

Pese a que, gracias a la actual Ley de Costas, cada vez más ayuntamientos regulan la entrada de mascotas en sus arenales, encontrar un espacio en el que las familias con animales puedan disfrutar del sol sigue siendo complicado.

Para evitar ser multados, en Lenda recomendamos siempre cerciorarse de que la playa a la que deseamos ir cuelgue el cartel dog-friendly, y por eso, te desvelamos cuáles son los mejores espacios del litoral español en los que perderse con tu perro:

1. Playa de la Rubina (Girona)

Los catalanes fueron los primeros en España en habilitar las playas para perros, y cuentan con múltiples opciones de este estilo a lo largo de su costa. La playa de la Rubina, a parte de ser pionera en materia dog-friedly, se considera una de las mejores de nuestro litoral junto con la tarraconense playa de Deltebre. También se puede disfrutar de arenales de este tipo en Sitges, Barcelona, Cubelles, Arenys de Mar y Pineda de Mar. Hay que tener en cuenta que algunas de estas playas tienen tramos en los que no está permitido ir con nuestro perro. Además, ciertas zonas que habitualmente se declaraban dog-friendly, como los arenales de Vilanova i la Geltrú, Port Ginesta y Les Banyeretes, este año no lo serán para limitar sus aforos frente al covid-19.

2. La Caleta des Gossets (Alicante)

Situada en Santa Pola, es la playa para perros mejor valorada de la Comunidad Valenciana. Además, los canes alicantinos tienen la suerte de contar con 10 opciones pet-friendly durante todo el año, repartidas entre los municipios de Campello, Villajoyosa, Dénia, Altea y Alicante. Sin salirnos de la autonomía, los perros más urbanitas tendrán acceso a las playas de Pinedo, junto al puerto de Valencia. También son dog-friendly los arenales valencianos de La Torreta y la de Alboraya; y los castellonenses Les Llanetes, Aiguaoliva, L’Estany, Belcaire y El Barranquet.

3. Playa Canina de Torre del Mar (Málaga)

La normativa andaluza es todavía un poco confusa en materia de playas caninas, la mayoría de los espacios habilitados se encuentran apartados, o en zonas en las que se practica la pesca. Destacamos, sin embargo, la Playa Canina de Torre del Mar, en Málaga, que cuenta con una zona de juegos y hasta duchas para perros, y es valorada como una de las mejores playas para perros del territorio español.

4. Las Moreras (Murcia)

Murcia puede presumir de una de las playas caninas más famosas y recomendadas de España, la de las Moreras. Este espacio tiene también el orgullo de haber sido la primera playa dog-friendly de España en recibir la bandera Q de Calidad Turística. Además de esta, la costa murciana se declara pet-friendly en los arenales de Gachero, Cobaticas, La Cañada del Negro y La Calera.

5. Ares (A Coruña)

Como ya hemos comentado en anteriores entradas del blog, A Coruña y Vigo son dos de los mejores destinos dog-friendly para viajar este verano. En A Coruña, recomendamos la playa de Ares, una opción con arena fina y pocas olas, rodeada de un paisaje envidiable. Otro buen plan dentro de esta provincia es dirigirse a la Playa del Arenal, en Pobra do Caramiñal.

Si decidís pasar el verano en la costa gallega, hay una gran cantidad de playas en las que seréis bienvenidos. En Pontevedra, existen ocho opciones tolerantes: Playa de O Espiño y O portiño (O Grove), da Cunchiña (Cangas), Censantes y Chapela (Redondela), O Castelete (Vilagarcía de Arousa) y en la ciudad de Vigo, las de A Foz y A Calzoa. En Barreiros, Lugo, podremos disfrutar del sol en Punta Corveira.

6. Playa del Rinconín (Gijón)

Para aquellos que les guste desconectar sin salir de la ciudad, Gijón, con la playa del Rinconín, se encuentra en nuestro top ten de mejores destinos para viajeros con mascota. Además, Asturias cuenta con otras opciones para pasar un buen día jugando con la arena, como la Cala Saliencia y la de Cambaredo.

7. Playa del Sablón (Castrillón, Asturias)

Además de una de las mejores playas caninas urbanas, los asturianos tienen la fortuna de contar con la Playa del Sablón. Situada en Castrillón, es una de las preferidas por dueños y mascotas al situarse en un entorno natural virgen.

8. Arenal del Jortín (Benanza, Cantabria)

Considerada una de las playas más bonitas del norte, la Playa del Jortín, en Benanza, destaca sobre las ocho opciones pet-friendly que ofrece Cantabria. Además de este paraje, los cántabros abren a sus perros las playas de La Maza (San Vicente de la Barquera), La Riberuca (Suances), Playa del Puntal (Somo), Helgueras (Noja), y dentro de Castro Urdiales, las de Arcisero, Muelle Oriñón y Cala Cargadero Mioño.

9. Playa de Es Carnatge (Palma de Mallorca)

No muy lejos de Palma, esta playa de arena fina cuenta con zonas de vegetación en las que protegerse de la sombra cuando aprieta el calor.

Si nuestra idea es visitar las islas con nuestro mejor amigo, Mallorca se lleva el primer puesto en materia dog-friendly, con seis opciones a mayores de la ya mencionada: Llenaire, Na Patana, Cala Blanca, Cala dels Gats, Punta des Marroig y la Playa Sa Marjal. En la costa menorquina, están habilitadas las calas Binigaus y Fustam. Quizás es en Ibiza en donde menos opciones nos quedan, limitándonos a una pequeña zona de baño en Es Faralló. 

10. Playa El Puertito (Tenerife)

Pegada al Club Náutico del Puertito de Güímar, esta playa fue pionera en Tenerife y segunda en Canarias en materia dog-friendly. Pese a que no toda la playa sea accesible para nuestro perro, cuentan con un espacio de arena negra de más de 50 metros cuadrados. A parte de esta, los tinerfeños tienen disponibles las playas del Callao, Las Bajas, El Confital y El Horno. En el resto de las Canarias, La Palma es la que menos opciones ofrece, con una única playa para perros, en la Playa de Los Guirres. En segundo lugar, se encontraría Lanzarote, con dos arenales, Playa de las Coloradas y Playa de la Guacimeta

Los juegos en la playa pueden cansar mucho a nuestro perro, por eso Lenda te recomienda siempre ir preparados con agua y algo para comer. Una buena opción para llevar siempre en la bolsa de la playa son los snacks de Lenda, que además de cómodos para los dueños, resultan deliciosos y entretenidos para nuestras mascotas. La panza de cordero, por ejemplo, es un tentempié rico en vitaminas del grupo B, beneficiosas para la producción de energía, una opción ideal para recargar las pilas tras horas de diversión bajo el sol.