fbpx

Los animales, ya sean salvajes o domésticos, nos asombran con sus formas de actuar y a veces nuestro desconocimiento nos lleva a preocuparnos en exceso. Suele suceder con algunos comportamientos de los gatos, como son la costumbre de restregarse contra nosotros, de frotarse el mentón o de arañar objetos.

Aunque los gatos tienen muy pocas glándulas sudoríparas, tienen glándulas sebáceas que protegen el pelo y generan olor. Las glándulas se encuentran en los labios y el mentón, en la parte superior de la cabeza y en la parte superior de la cola. Cuando acariciamos a un gato, se restriega contra nosotros y adoptamos esos olores, de modo que se nos puede identificar por el olor.

Fíjate en tu gato. Puede que le llame la atención el olor de una pared o maceta. La olisqueará con cuidado unos segundos, y luego quizás se frote donde ha estado olisqueando. Es posible que se frote solamente con las mejillas, o que continúe con el costado y la parte trasera de la cabeza. Entonces puede que vuelva a olisquear el objeto, y quizás vuelva a restregarse. Cuando se encuentre un arbusto sin hojas o una ramita que sobresalga del camino, el gato pasará más tiempo frotándose con un lado de la boca ligeramente abierto. También es probable que restriegue el objeto contra el cuerpo.

Frotarse el mentón.

Tu gato se coloca agazapado, estirando el mentón y restregándolo contra el suelo. Es posible que se sienta atraído por el olor residual delas glándulas anales de otro gato, o por otro olor que le llama la atención. El gato suele colocar el mentón directamente. Otras veces se comporta de un modo más obsesivo, olisqueando y frotándose obstinadamente. Una vez que ha terminado de restregarse, el gato se muestra poco interesado en el lugar.

Arañar objetos.

Uno de los principales temores es que, el gato al acercarse a ti o a alguien de tu familia, arañe  o muerda con dureza. Este comportamiento, puede ser porque aún no controla su fuerza durante los juegos, también porque al no haber estado con su familia, no le han regañado cuando se ha sobrepasado.

Esto, normalmente se puede arreglar teniendo otro gato, y que jueguen juntos pero, si no puedes tener otro, con un guante grueso de soldador por ejemplo, puedes enseñarle a jugar y educarle con cuidado, si se propasa, que vea que se deja de jugar. ¡Mucha paciencia!

Cuando tu gato araña cualquier objeto, normalmente de madera para afilarse las uñas, lo hace para marcarlos o para demostrar su dominio. Los gatos lo hacen mucho más delante de otros gatos que cuando están solos, pero delante de los dueños lo hacen para marcar que es territorio de ambos.

Chat
1
Lenda.net
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?