fbpx

En primer lugar queremos aclarar que no todos los premios tienen por qué estar relacionados con comida o golosinas: unos mimos extras, un cepillado suave o un juguete son sin duda el mejor premio para nuestra mascota.

Pero en este artículo nos vamos a referir a esos premios rápidos que se emplean en adiestramiento para reforzar una conducta positiva. Estos sí suelen ser comida porque son inmediatos, reconocibles como premio, y fáciles de gestionar y de trocear.

El objetivo es que este “refuerzo” solo sea necesario al principio, para el aprendizaje de las conductas, y que poco a poco vayamos sustituyendo estos premios por un “muy bien” o un “sí”.

También debemos tener en cuenta que muchas veces añadimos demasiadas calorías a la dieta de nuestro perro si estamos realizando un entrenamiento que precisa de muchos de estos pequeños premios. Si, además, el entrenamiento se prolonga en el tiempo pero no requiere de un gasto extra de calorías (lo que compensaría la ingesta “extra”) podemos encontrarnos con que estamos sobrealimentando a nuestra mascota.

Para evitar esto, te vamos a recomendar algunos premios que no aportan demasiadas calorías y que son recibidos como un festín. Es importante que los trozos sean pequeños porque si no se pierde la inmediatez, y el perro puede incluso olvidar por qué le diste el premio:

–       Trocitos de salchicha cocida de pavo o de jamón de pavo cocido (tipo York)

–       Trocitos de pechuga de pollo o de pavo cocida.

–       Galletitas o snacks formuladas para perros. Las encontrarás de diferentes precios y calidades, nosotros te recomendamos que le des menos cantidad, o de forma menos frecuente, pero que sea un producto de calidad. Si tiene tendencia al sobrepeso, prueba las fórmulas light o de pequeño tamaño.

–       Galletas caseras realizadas con ingredientes naturales. Existen cantidad de recetas saludables.

–       Sticks de higiene dental: estos sticks no sustituyen a una limpieza dental, pero si ayudan a mantener el sarro a raya.

–       Trocitos de manzana

Por último, como siempre, te recordamos que tu veterinario es quien mejor puede aconsejarte sobre qué tipo de premios es recomendable dar a tu mascota.

¿Necesitas ayuda?