fbpx

A veces, elegir el nombre de un perro no es fácil ni rápido. Por supuesto, hay mucho de intuición, gustos personales y trayectoria familiar, pero elegir un buen nombre es todo un arte.Te proponemos algunos trucos (bastante obvios, pero que no conviene olvidar) para ayudarte en esa complicada tarea:

–          Cuando el nombre se lo pones a un cachorrito, tienes que tener en cuenta que probablemente tu perro no será una bolita de pelo toda la vida. El nombre le deberá durar al menos una década.

–          Un nombre corto, de una o dos sílabas, captan la atención de tu perro más fácilmente desde que es un cachorro: Koko, Lucas, Nina, Kika…

–          Le ayuda más aún si en esas sílabas se incluye una consonante sibilante como la “s” o una sonora como “c” o “k” y una vocal larga como la “a”

–          Es recomendable que no pueda confundir su nombre con una orden como “Ben” (“ven”) o “Mou” (“no”)

–          Otra precaución, sobre todo si vives en una ciudad, es evitar los nombres más populares. Un parque lleno de Lunas, Tobys y Lolas no ayuda a que el perro sepa quién le está llamando.

–          Hay personas que les encanta poner nombres de personas, pero lo cierto es que puede sonar un poco extraño, sobre todo si luego alguien con ese mismo nombre pasa a ser alguien importante en tu vida, y en la vida del perro.

–          Cuando vayas a ponerle nombre, recuerda que tendrás que llamarle en público varias veces, o sea, no le pongas un nombre que te avergüence decir en público, como “titilindo” o “pinkydinky”.

–          Si el nombre es una palabra en otro idioma, no te dejes guiar solo por la sonoridad y averigua qué significa.

Por último, queremos recomendarte que que te inspires en el propio perro, si es amable, gracioso, tierno, peleón… De todas formas, pronto te darás cuenta al final, el nombre solo es un nombre. nombres populares,

Chat
1
Lenda.net
¿En qué te podemos ayudar?
How can we help you?