fbpx

¡El invierno y el frío han llegado a nuestras vidas e, inevitablemente, a la de nuestros compañeros de cuatro patas! Por suerte, los perros no perciben el frío de la misma forma que nosotros, pero entonces, ¿por qué se producen los temblores en perros?

Como sabemos que es un tema que os preocupa mucho -y una de las búsquedas más frecuentes en la red- dedicamos la entrada de hoy para hablar de temblores en perros.

Cuando un perro tiembla se puede deber a un estímulo externo, al igual que sucede en los humanos,  o bien como síntoma de una enfermedad, por sensación de dolor o por una intoxicación. Desde Lenda te ayudamos a poder distinguir las posibles causas de por qué tiembla tu perro para que así puedas actuar en consecuencia. ¡Vamos allá!

En primer lugar, es muy importante distinguir entre espasmos, convulsiones y temblores en perros. Todas ellas hacen referencia a la contracción involuntaria de los músculos de tu mascota, pero la diferencia reside en la causa que los provoca.

Por normal general, las convulsiones suelen producirse por consecuencia de una patología -como por ejemplo la epilepsia- y ocurren cuando el perro está inconsciente o semiinconsciente. Los espasmos en perros, por la contra, son una contracción brusca en involuntaria de las fibras musculares y tienden a asociarse como un mecanismo reflejo del cuerpo. Por último, y centrándonos en el tema que abordamos hoy, te detallamos algunos de los motivos por lo que tu amigo de cuatro patas puede ponerse a temblar.

Temblores sin motivos aparentes

Si tu perro tiembla sin ningún motivo aparente -frío, fiebre, miedo- debes saber que hay varias razas que son más propensas a ello, como por ejemplo el dóberman, chihuahua, yorkshire, chow chow, bulldog, dálmata, gran danés y otras.

Mientras duerme

Que los perros tengan temblores en la fase REM del sueño es algo habitual y que, en principio, no debería preocuparnos. Nuestros amigos peludos, al igual que nosotros, pueden realizar temblores o reacciones involuntarias mientras sueñan. ¡Respeta su descanso y no lo despiertes!

Bajas temperaturas

Como es lógico, y aunque los perros perciban el frío de manera diferente a los humanos, las bajas temperaturas son uno de los motivos más evidentes por los que tu perro puede temblar: temblores involuntarios para mantener sus músculos calientes. Si la temperatura es demasiado baja para tu perro, basta con abrigarlo para que entre en calor y dejará de temblar.

Fiebre

Si tu perro tiene una temperatura corporal superior a 39ºC estamos hablando de fiebre, una de las principales causas de temblores en perros. Al igual que nos sucede a los humanos, la fiebre suele estar causada por alguna enfermedad inflamatoria, una infección bacteriana, etc, por lo que recomendamos acudir al veterinario para tratarlo.

Temblores en zonas localizadas

¿Has localizado un temblor de tu perro en las patas o en la cadera? Entonces es muy probable que estos temblores sean motivo de la aparición de artritis u otras enfermedades inflamatorias o problemas articulares, muy habitual en perros de avanzada edad.

Consumo de medicamentos

¿Tu perro está tomando algún tipo de tratamiento? Si es así, revisa el prospecto porque muchos de los medicamentos tienen como efectos secundarios la presencia de temblores.

Intoxicación o envenenamiento

Como consecuencia de alguna intoxicación o envenenamiento, los perros pueden sufrir temblores, en la mayoría de los casos acompañados de vómitos, babeo, descomposición, etc.

Exceso de ejercicio

De la misma forma que una actividad física mal realizada o un exceso de actividad puede provocarnos daños musculares, en nuestro perro también, provocando temblores en la zona afectada. Si esta situación sucede de manera reiterada, valora cambiar el nivel de los ejercicios realizados.

El moquillo canino

Si los temblores de tu perro se repiten mucho y le impiden llevar una vida normal -pérdida de equilibrio, tics, fiebre, vómitos- puede tratarse de esta temida y vírica enfermedad. Si sospechas que tu perro puede tener este padecimiento infeccioso, acude a tu veterinario de confianza para solucionarlo lo antes posible.

Síndrome de Shaker, más conocido como “síndrome del temblor”

Esta patología consiste en la inflamación del cerebelo –parte del sistema nervioso central que se encarga de la coordinación de movimientos y de las contracciones musculares voluntarias- y puede ocasionar temblores en perros. Al igual que sucede con el moquillo de origen vírico, ante las más mínima duda es importantísimo acudir al veterinario.

Ahora que ya conoces algunos de los motivos por los que tu perro puede temblar, ¡recuerda cuál puede ser su causa y cómo solucionarlo! Y ante la mínima duda, no olvides acudir a tu veterinario de confianza.