fbpx
Renal Lenda VET Nature
Renal Lenda VET Nature

Sobre Renal & Oxalate

Alimento dietético completo extrusionado para perros jóvenes y adultos de todas las razas, ayuda a la función renal en caso de insuficiencia renal crónica e insuficiencia renal pasajera.

Puntos clave:

  • Formato 2 – 10Kg
  • Proteínas y Fósforo de alta calidad
  • < 22% de proteína
  • Bajo contenido de Calcio y vitamina D
  • Alcalinizantes de la orina
  • Apto para patologías cardiovasculares, cálculos de Xantina y Cistina.
  • PNP 10 y PNP 11.
Composición

Arroz integral, harina de maíz, aceite refinado de pollo, gluten de maíz*, hidrolizado de proteína animal (ave y porcino)*, proteína de gluten de trigo*, aceite de pescado, lignocelulosa, huevo deshidratado*, pulpa de manzana deshidratada, hortalizas (boniato, guisantes, habas verdes, zanahoria, alcachofa), FAEC Complete (Extracto de Yucca schidigera, Productos de levadura (Saccharomyces cerevisiae, como fuente de MOS y Nucleótidos), Glucosamina, sulfato de condroitina, Metilsulfonilmetano, Raíz de achicoria, Salvia rosmarinus, Melissa officinalis, Taraxacum officinale, Salvia officinalis, Minthostachys verticillata, Cynara scolymus, Silybum marianum) FAEC Digestive (Productos de levadura (Saccharomyces cerevisiae, Fuente de MOS y Nucleótidos), Raíz de achicoria (Fuente de Inulina), Salvia rosmarinus, Melissa officinalis, Taraxacum officinale, Salvia officinalis, Minthostachys verticillata, Vaccinium macrocarpon, Cynara scolymus, Silybum marianum) FAEC ProbioDigestive (Enterococcus Faecium, Lactobacillus Plantarum, Lactobacillus Acidophilus, Lactobacillus Rhamnosus).

Componentes analíticos:

Proteína 14,5%, Aceites y Grasas 18%, Ceniza bruta 4,3%, Fibras brutas 3%, Calcio 0,4%, Fósforo 0,3%, Potasio 0,7%, Sodio 0,2%, Magnesio <0.1%; Cloruros 1.2%; Azufre 0.28%; Vit D total <2000 UI, Ácidos grasos esenciales 4,08%, EPA+DHA 0,39%, EM 3997 (NRC 2006a).

Beneficios

Ayuda a la función renal en IRC

Como cuarta enfermedad en perros en cuanto a prevalencia, la IRC presenta un problema severo que merece atención y cuidados que permitan ofrecer una calidad y esperanza de vida optimizadas.
La IRC consiste en la degradación paulatina de la función renal, con una disminución del tejido filtrante normofuncional.
Aunque es una patología preeminente en perros y gatos de edad avanzada, multitud de factores tales como infecciones, lesiones, enfermedades renales, medicamentos, etc pueden generar su aparición a cualquier edad y/o empeorar su estado. Es una patología degenerativa, crónica e irreversible, cuando al fin se diagnostica clínicamente, gran parte de las nefronas son inviables. Esto genera graves consecuencias como una deficiente excreción de sustancias nitrogenadas, hiperfosfatemia, perdida de proteínas, poliuria…

En el tratamiento nutricional de esta patología consiste, principalmente, en estabilizar al paciente a través de la disminución de la carga renal a través del manejo en niveles adecuados del Fósforo y proteínas, con una alta digestibilidad de estas. El uso de fibras solubles está especialmente indicado para favorecer la microbiota intestinal y limitar las alteraciones de esta (disbiosis) lo que favorece la absorción de proteínas, paliar el aumento de la permeabilidad que permite el paso a toxinas que posteriormente han de eliminarse por el riñón, El uso de probióticos en cantidades apropiadas genera un equilibrio y modificación que redunda en un buen estado de salud. Los probióticos tienen una función adyuvante en la eliminación de la urea, es decir, ayudan a la microbiota intestinal a reducir bacterias productoras de toxinas.

Reducción cálculos Oxalato

Los cálculos urinarios son responsables de la enfermedad de las vías urinarias inferiores, principalmente riñones y/o uréter. La formación de estos cálculos se deben, principalmente a:
– Concentración de sales en orina
– pH que favorece la cristalización de las sales
– tiempo que permanecen en las vías urinarias, entre otros factores.

La aparición de cálculos de oxalato en perros es, junto con los de estruvita, una de las patologías más habituales. No es más que la unión de una molécula de oxalato con otra de calcio que dan lugar a una molécula estable. La gran diferencia en el tratamiento de este tipo de cálculos es que no hay solución nutricional posible, simplemente es un tratamiento preventivo que limite el crecimiento o reaparición de cristales y/o cálculos.
Lo más recomendable es aumentar la ingesta de agua para obtener una orina diluida, y ya que esto no es totalmente posible, se puede optar por suplementar con alimentación húmeda, hidratando el pienso seco y regulando el sodio contenido. Nutricionalmente una receta adaptada a esta patología debe contener niveles bajos de calcio y vitamina D junto con alcalinizantes de la orina.

Solicita la ficha técnica

Amante de las mascotasVeterinario

Consentimiento:

¿Necesitas ayuda?